Manifestaciones contra la decisión presidencial (Prensa Libre)

Manifestaciones contra la decisión presidencial (Prensa Libre)

GUATEMALA-

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ordenó este domingo la “inmediata expulsión” del exmagistrado colombiano Iván Velásquez, jefe de una misión de la ONU contra la impunidad (Cicig), que junto con la fiscalía lideran desde 2015 una inédita lucha contra la corrupción. El país centroamericano entró así en una crisis política ante la cual ya han reaccionado líderes religiosos.

“Como presidente de la República, por los intereses del pueblo de Guatemala, el fortalecimiento del estado de derecho y la institucionalidad declaro non grato al señor Iván Velásquez Gómez (…). Ordeno que abandone inmediatamente la República de Guatemala”, dijo Morales en un breve video difundido en redes sociales.

Velásquez es titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a Naciones Unidas que reforzó su presencia en abril de 2015 al destapar junto con la fiscalía un escándalo de corrupción en las aduanas que obligó a renunciar al entonces presidente Otto Pérez.

El Concejo Ecuménico Cristiano de Guatemala expresó ayer mismo su apoyo decidido al señor Iván Velásquez, titular de la CICIG, a la señora Thelma Aldana, Fiscal General del MP y a los jueces “que se han destacado por su actuar ético, profesional e independiente para movilizar los engranajes del sistema a favor de la justicia. Su rol es crucial en el avance de la lucha contra la corrupción y la impunidad”, dicen.

La Iglesia Católica también emitió un comunicado vía el Arzobispado de Guatemala ante la crisis de Estado. En primer lugar, los religiosos manifestaron su pesar por “la intempestiva y, muy seguramente injustificada expulsión del comisionado Velásquez del país.

También manifestó su preocupación por la inestabilidad política provocada por el mismo Jimmy Morales con su decisión. Reiteró además su convicción de que la lucha contra la corrupción e impunidad es una necesidad impostergable y urgente.

Pedimos, dice el comunicado firmado por Gonzalo de Villa sj-Obispo de Sololá-Chimaltenango y Presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala:
a) Al presidente de la República que asuma la responsabilidad y consecuencias de sus actos
b) A los diputados al Congreso de la República que no se dejen llevar por intereses partidistas y que tomen las decisiones que les competen atenidos a la búsqueda del bien nacional
c) Al pueblo de Guatemala que exprese cívica y pacíficamente su sentir ante los graves acontecimientos actuales
La paz es fruto de la justicia (Isaías 32,17).

Según el activista de derechos humanos Jorge Santos, la decisión de expulsar a Velásquez abre la puerta a una crisis en este país centroamericano.

“Estamos frente a la presencia de uno de los gobiernos que perdió su legitimidad de manera casi que inmediata, y a estas alturas estamos empezando a evidenciar nuevamente una jornada” de protestas sociales como las vividas en 2015, dijo a la AFP Santos, coordinador de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos de Guatemala (Udefegua).

Morales, un excomediante de televisión, ganó la presidencia en 2015 en medio de una crisis política desatada por los actos de corrupción durante la gestión de Pérez. De confesión evangélica, el mandatario de 48 años que asumió en enero de 2016 para un periodo de cuatro años, ha ido perdiendo popularidad al no responder a las demandas ciudadanas de impulsar políticas estrictas de transparencia.

#IvanSeQueda