Traducir

Spanish Catalan English Finnish French Galician German Greek Haitian Creole Hebrew Italian Norwegian Portuguese Russian Swedish

PRONUNCIAMIENTO ANTE LA SITUACIÓN MIGRATORIA EN LA REGIÓN

SIENDO LA TIERRA CREACIÓN DE DIOS NADIE ES ILEGAL EN NINGUNA PARTE DEL MUNDO.

 Fui extranjero y me recibiste en tu casa” Mt. 25:35

Reunidas las Iglesias Históricas que conformamos el Foro Ecuménico del Consejo Latinoamericano de Iglesias de El Salvador, FECLAI: Iglesia Episcopal Anglicana, Iglesia Luterana, Iglesia Reformada Calvinista e Iglesia Bautista Emmanuel, junto a sectores de la iglesia católica como Hermanos en el Camino de México, Comunidad Sant ‘Egidio y representantes del arzobispado de San Salvador.

 

De igual forma, de invitados e invitadas de la Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos de Norte América,  del Sistema de Integración Centroamericana SICA,  del Foro Social Mundial, FSM, del Instituto Salvadoreño del Migrante, INSAMI y de la Organización Internacional OIM,   reunidas en el Foro Regional sobre “Migración, Retorno y Reinserción”, realizado en San Salvador, este 25 y 26 de julio de 2019, luego de haber reflexionado y meditado sobre las causas y efectos de la migración, nos pronunciamos sobre la actual situación en Mesoamérica y en el Mundo.

 

Es urgente que el mundo reconozca que la migración es un derecho humano fundamental, reconocido en múltiples tratados y convenios suscritos por los gobiernos de la mayoría de los países del mundo, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y un compromiso ético cristiano de defensa de la vida y la creación de Dios.

 

La violación de estos derechos es a nuestro juicio, un crimen de lesa humanidad que alcanza niveles de genocidio, y un agravio al mandato de Dios que señala “Tuve hambre, ustedes no me dieron de comer; cuando tuve sed, no me dieron de beber; cuando tuve que salir de país, ustedes no me recibieron en su casa”, Mt. 25:42

 

Por tanto, rechazamos las políticas racistas, aporofóbicas (rechazo a los pobres), xenofóbicas y las medidas sancionatorias que la actual administración de los Estados Unidos de Norte América impulsa de manera indiscriminada contra la región, porque agravan aún más las precarias condiciones de vida, profundizan la situación de pobreza y aumentan el trato violento.

 

Urge que los gobiernos de la región centroamericana y México, elaboren junto a las Iglesias y demás sectores de la sociedad civil, una estrategia común y  promuevan en sus políticas públicas programas y proyectos, tomando en cuenta el rol estratégico de los gobiernos locales, las alianzas territoriales y demás espacios, para articular procesos que responden a las necesidades de la población migrante desplazada, en tránsito, retornada, refugiada, con derecho a protección nacional e internacional.

 

Lo anterior también nos lleva a instar que el Sistema de la Integración Centroamericana -SICA, el gobierno de México, la Organización Internacional para las Migraciones -OIM, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados -ACNUR, integren su visión regional en la implementación de los planes que están impulsando (PAIM-SICA y Plan de Desarrollo Integral, México, Honduras, El Salvador, Guatemala), y confluyan en un mismo plan, asegurando que las acciones sean de beneficio para la población migrante y que cuenten con un enfoque preventivo de la migración.

 

Para lograrlo proponemos que esta iniciativa sea coordinada por Mesas Regionales e Interregionales de los países: Canadá, Estados Unidos de Norte América, México y Centroamérica, de tal forma, que se constituya una Red de Mesas de Movilidad Humana, liderada por organizaciones de migrantes –como sujeto histórico, que incida en la toma de decisiones, en alianza con las iglesias y las organizaciones de la sociedad civil.

 

En ese marco, inspirados en los enunciados del Papa Francisco, sobre este tema, demandamos también, lacreación de corredores humanitarios, desmilitarizados,de libre tránsito para la movilidad humana segura y coherente con el derecho internacional.  Este modelo será liderado por las iglesias en coordinación con los gobiernos, y con organizaciones internacionales como: ONU, UE, OEA, SICA, OIM, ACNUR y los países de origen, tránsito, destino y retorno.

 

Sabemos que la migración es el resultado de causas estructurales, y de políticas neoliberales que han llevado a los países de nuestra región a modelos de dependencia económica y de exclusión.

 

Reconocemos en el camino de los migrantes el paso del Señor, que se manifiesta en los acontecimientos de la historia contemporánea, que es la búsqueda de la promesa del Reino de Dios entre nosotros.

 

San Salvador, 26 de julio 2019

Twitter

Formulario de acceso

Iglesia en Acción

Facebook