LAS ORGANIZACIONES SOCIALES QUE CONFORMAN LA MESA DE SOCIEDAD CIVIL CONTRA EL DESPLAZAMIENTO FORZADO POR VIOLENCIA DE EL SALVADOR.

  • Imprimir

EXPRESAN:

1.        Su indignación ante los recientes sucesos perpetuados por el Gobierno de los Estados Unidos de América presidido por Donald Trump, con los cuales ha violentado los derechos humanos de familias migrantes, a las cuales ha separado ante el cumplimiento de su política excluyente e inhumana de “Cero Tolerancia”.

2.       Su repudio ante todo acto arbitrario y violentador de derechos que ponga en riesgo a cualquier persona migrante sin importar su nacionalidad, sexo o edad, incluidos niños, niñas y adolescentes en ninguna frontera del mundo.

3.       El fenómeno de migración es multicausal y por ende tiene que ser abordado de manera integral, intersectorial e internacional, desde un enfoque de derechos. No debe verse como un fenómeno aislado de los países que a diario expulsan personas en busca del mal llamado “sueño americano”, hacia EEUU quién a su vez promueve el desarrollo de dicho fenómeno por medio de sus políticas internacionales que lejos de dignificar a las personas, promueven la exclusión y la falta de oportunidades.

 

Por lo anterior, manifestamos y exigimos lo siguiente:

1.        Se respeten los derechos humanos de las personas que en busca de mejores condiciones de vida se ven obligadas a migrar de manera irregular.

2.       Que no se estigmatice a las personas que migran de manera irregular, no son delincuentes, son seres humanos con esperanzas de un mejor futuro.

3.       Exigimos a las autoridades competentes de El Salvador que expresen su rechazo ante la violación de derechos humanos de nuestros connacionales a quienes el gobierno de EEUU está

4.       Exigimos a los organismos internacionales que profesan y accionan por la activación de mecanismos de protección y garantía de los derechos humanos, que obliguen al gobierno de Trump cese con sus políticas xenófobas, excluyentes e inhumanas.

5.       Se recuerda a las autoridades de Estados Unidos de Norte America que es miembro de la ONU y la OEA encontrándose por tanto comprometido a garantizar y proteger los derechos humanos de cualquier persona que se encuentre dentro de su territorio, siendo ello extensible a la población migrante, por su condición innegable de seres humanos.

Las organizaciones que conforman la Mesa de Sociedad Civil contra el Desplazamiento Forzado por Violencia, reiteramos nuestro compromiso y disposición para realizar esfuerzos de trabajo articulado con las instancias nacionales e internacionales para la protección de las personas migrantes del nuestro país y de la región centroamericana.