Traducir

Spanish Catalan English Finnish French Galician German Greek Haitian Creole Hebrew Italian Norwegian Portuguese Russian Swedish

LAS ORGANIZACIONES SOCIALES QUE CONFORMAN LA MESA DE SOCIEDAD CIVIL CONTRA EL DESPLAZAMIENTO FORZADO POR VIOLENCIA DE EL SALVADOR.

EXPRESAN:

1.        Su indignación ante los recientes sucesos perpetuados por el Gobierno de los Estados Unidos de América presidido por Donald Trump, con los cuales ha violentado los derechos humanos de familias migrantes, a las cuales ha separado ante el cumplimiento de su política excluyente e inhumana de “Cero Tolerancia”.

2.       Su repudio ante todo acto arbitrario y violentador de derechos que ponga en riesgo a cualquier persona migrante sin importar su nacionalidad, sexo o edad, incluidos niños, niñas y adolescentes en ninguna frontera del mundo.

3.       El fenómeno de migración es multicausal y por ende tiene que ser abordado de manera integral, intersectorial e internacional, desde un enfoque de derechos. No debe verse como un fenómeno aislado de los países que a diario expulsan personas en busca del mal llamado “sueño americano”, hacia EEUU quién a su vez promueve el desarrollo de dicho fenómeno por medio de sus políticas internacionales que lejos de dignificar a las personas, promueven la exclusión y la falta de oportunidades.

 

Por lo anterior, manifestamos y exigimos lo siguiente:

1.        Se respeten los derechos humanos de las personas que en busca de mejores condiciones de vida se ven obligadas a migrar de manera irregular.

2.       Que no se estigmatice a las personas que migran de manera irregular, no son delincuentes, son seres humanos con esperanzas de un mejor futuro.

3.       Exigimos a las autoridades competentes de El Salvador que expresen su rechazo ante la violación de derechos humanos de nuestros connacionales a quienes el gobierno de EEUU está

4.       Exigimos a los organismos internacionales que profesan y accionan por la activación de mecanismos de protección y garantía de los derechos humanos, que obliguen al gobierno de Trump cese con sus políticas xenófobas, excluyentes e inhumanas.

5.       Se recuerda a las autoridades de Estados Unidos de Norte America que es miembro de la ONU y la OEA encontrándose por tanto comprometido a garantizar y proteger los derechos humanos de cualquier persona que se encuentre dentro de su territorio, siendo ello extensible a la población migrante, por su condición innegable de seres humanos.

Las organizaciones que conforman la Mesa de Sociedad Civil contra el Desplazamiento Forzado por Violencia, reiteramos nuestro compromiso y disposición para realizar esfuerzos de trabajo articulado con las instancias nacionales e internacionales para la protección de las personas migrantes del nuestro país y de la región centroamericana.

Twitter

Formulario de acceso

Iglesia en Acción

Facebook