Traducir

Spanish Catalan English Finnish French Galician German Greek Haitian Creole Hebrew Italian Norwegian Portuguese Russian Swedish

Quinto domingo de pascua de resurreción

QUINTO DOMINGO DE PASCUA DE RESURRECCIÓN JUAN 14. 1-14. JESÚS VIDA ETERNA Y SALVACIÓN Los problemas nos llenan de angustias y entre ellos las ocasiones de luto, Son de las más dolorosas la muerte de un ser querido nos atormenta, afecta tanto nuestras vidas, hasta sentir morir nosotros mismos. Los discípulos de Jesús están preocupados, porque además de presentir la muerte de su maestro, Jesús mismo con toda transparencia les ha dicho del acontecer de la cruz. Ellos muy consternados demuestran a Jesús gran preocupación, y por eso les da la solución, para cuando nos encontremos ante el duelo de haber perdido un ser querido, “Creed en Dios Creed en Jesús”, es decir, la fe nos consuela, nos da esperanza, nos da la seguridad que nuestro ser querido no lo hemos perdido, no ha ido a un lugar de sufrimiento, sino a un lugar de esplendor, de moradas inagotables preparado por Jesús para estar con Él. Nuestro mismo creador al conocer el pensamiento humano que duda y que busca explicaciones, hasta perderse en sus especulaciones; Jesús afirma: “Yo soy el Camino. (No hay otro), la Verdad y la vida”. Cuando se busca una dirección de varias indicaciones, es difícil encontrar y fácil perderse, distinto es cuando alguien se ofrece a conducirnos, hasta nos toma de la mano, o nos carga y nos lleva, ello es lo que hace Jesús, nos conduce al cielo, no es un lugar entre las nubes, sino es donde está Dios y Jesús es el Único guía el Único mediador, el Único abogado, el Único Salvador. Los discípulos al ver la honestidad de Jesús despiertan sus dudas piden a Jesús aclaraciones, Felipe pregunta, sin pena ¿MUESTRANOS AL PADRE? Tal interrogante, permitió a Jesús dar a conocer la identidad divina, El Padre y el Hijo, Uno son en palabra y obra. Jesús promete que por medio de la fe son seguidores en el discipulado, también harán obras extraordinarias, sorprendentes, serán instrumentos, se manifestarán a través de ellos las obras milagrosas de Dios. Así Jesús da poder a quienes le invocan y usan sus dones y talentos para servir, para trasmitir las obras, milagrosas de DIOS, no pone límites, dice que harán prodigios mayores bajo el cumplimiento de poder en el nombre de Jesús, porque todo lo que se pida al padre en el nombre del Hijo, Será hecho. No todo lo que pedimos a Dios tiene respuesta, porque no sabemos pedir, o no lo hacemos como debe hacerse, seguramente se pide en nombre personal, en nombre propio y no en el nombre de Jesús. No basta solo con mencionar su nombre, como cualquier otro nombre de persona, hombre o mujer llamados Jesús, Jesús el Cristo es el unigénito del padre y su nombre tiene poder cuando realmente vive en nosotros, tenemos el aroma, el sentir, la gracia el espíritu de DIOS, ante las perturbaciones Cristo es la esperanza y nos asegura una esperanza concreta para darle sustentabilidad a la vida. Si es así, no significa que nosotros somos poderosos Jesús Cristo nuestro señor Es, nosotros solamente somos instrumentos, para que se manifieste el poder divino y se cumpla la palabra de Dios. Porque en el nombre de Jesús tenemos vida y salvación. Iglesia Luterana Salvadoreña Obispo Medardo Gómez Domingo 18 de Mayo de 2014.

Twitter

Formulario de acceso

Iglesia en Acción

Facebook