Traducir

Spanish Catalan English Finnish French Galician German Greek Haitian Creole Hebrew Italian Norwegian Portuguese Russian Swedish

MEMORIA HISTÓRICA CON FE Y ESPERANZA VIVA A MÁS DE 25 AÑOS DE LA FIRMA DE LOS ACUERDOS DE PAZ 2019

MEMORIA HISTÓRICA CON FE Y ESPERANZA VIVA 2019

A 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz, la comunidad de ex-refugiados y ex-refugiadas de Fe y Esperanza, un espacio construido por la Iglesia Luterana Salvadoreña en el Cantón Galera Quemada del Municipio de Nejapa, sigue sin parar de celebrar cada año su gratitud por haber convivido como una sola familia durante algunos años en ese lugar.

La cita siempre es cada 28 de diciembre, bajo los frondosos palos de mango, piedras picudas y una calle encementada a medias, que alguna vez sirvieron para andar, jugar y soñar y que ahora sirven como un solo cuerpo.

Todo inicia con un Culto a Dios, dirigido por el Obispo, Medardo Gómez en las instalaciones del templo Fe y Esperanza: "bienvenidos y bienvenidas para este 2019, nos convoca el tema de Mártires y Refugiados" dice el Obispo, Medardo, y luego de cantos y lecturas inicia la prédica que profundiza sobre el Jesús como Refugiado.

Más tarde se pasa al espacio del Memorial, el equipo de Memoria Histórica ha construido un muro techado a corredor, justa a la salida de la Iglesia y allí la gente ha escrito a mano los nombres de centenares de familiares que fallecieron durante la guerra civil de 1980-1992.

Al igual que el culto, este espacio es central, en la cita de más de 150 personas que llegan cada año. Y no es para menos, los nombres escritos allí son de personas que en su mayoría murieron o desaparecieron sin saber donde están sus restos. Por eso, no es solo escribir por escribir, es también un momento y un espacio de sanación... que tiene su profundidad en las familias que llegan desde Suchitoto, San Vicente, Chalatenango, Soyapango, Apopa, Nejapa, y otros lugares del país.

Las lágrimas siempre aparecen cuando las primeras velitas y las flores se colocan en los nombres, hay gente mayor de edad, que hace la travesía desde la placita hasta el lugar del memorial, aunque solo son algunos metros cada centímetro tiene un precio en la larga historia de sufrimiento que han tenido que soportar y cual peregrinación sus lágrimas van rodando en sus mejías, una suave música cea con el viento y... "vuela vuela mariposa, cantan grillos, la piel se me pone negra, el sol brilla, brilla, brilla, el sudor, me hace surcos, yo hago surcos a la tierra al andar"

Luego Zulma Larín, Coordinadora de Asociación Memoria Histórica", indica otro momento. Viene el almuerzo, las rifas y el canto de jóvenes, adultos que ponen su toque en el pensamiento popular por la vida.

Ya a las 3 de la tarde, todo va cayendo por su propio peso, la mayoría de camiones con gente se han ido, las velitas tienen más de 4 horas de estar encendidas y su luz parecieran más fuerte que nunca y se medita "Es la energía de la gente que esta aquí, hoy y ahora"

Adelmo, enrolla el cable de extensión de energía eléctrica, las mujeres que llegaron a vender artesanías que son de nuestra propia sangre, se han ido también...pero nadie se fue, todos están presenten en el recuerdo profundo

Twitter

Formulario de acceso

Iglesia en Acción

Facebook